AtremoPlus: ¡menos rigidez, más flexibilidad y movilidad!

Sentirse rejuvenecido con más movilidad y flexibilidad

En este nuevo boletín hemos decidido abordar el tema de la rigidez, ya que nuestra reciente encuesta ha mostrado cifras muy significativas de mejora para los usuarios de Atremoplus.

La rigidez es un fenómeno que se caracteriza por una gran pérdida de flexibilidad, que incluso puede provocar una postura encorvada y una sensación temprana de desgaste y envejecimiento. La rigidez también es una de las características principales de la enfermedad de Parkinson. Experimentar una rigidez significativa dificulta la vida diaria para tareas que antes eran simples.

Por lo tanto, nos complace comunicarles los resultados de nuestra reciente encuesta sobre la mejora de la rigidez en los participantes, cuyos números hablan por sí mismos.

En primer lugar, es interesante destacar que el 57 % de las personas declararon verse afectadas por una rigidez muy severa y notable antes de tomar Atremoplus.

La buena noticia es que, tras tomar Atremoplus, esta categoría de personas más afectadas por la rigidez severa y notable pudo experimentar una disminución del 41,5 % y ya solo afecta al 15,5 % de los usuarios.

Además, solo el 7 % de los participantes en la encuesta no experimentaron ninguna mejora en términos de rigidez.

Por lo tanto, aparentemente, los principios activos de la planta Vicia faba, en base a nuestro suplemento alimenticio, tienen un fuerte impacto en el fenómeno de la rigidez.

Es importante destacar que algunos usuarios toman solo 5 g/día de Atremoplus, es decir, 2 cucharadas bien llenas, que es el mínimo recomendado diario.

Sin embargo, recibimos regularmente testimonios de personas que, después de aumentar su dosis a 10 g por día (4 cucharadas), aún experimentaron una clara diferencia, mejorando visiblemente su flexibilidad.

En este boletín, exploraremos más a fondo este fenómeno de la rigidez.

¿En qué parte del cuerpo se manifiesta la rigidez?

En la enfermedad de Parkinson, la rigidez puede manifestarse en diferentes partes del cuerpo.

Las áreas más comúnmente afectadas son los brazos y las piernas, donde la rigidez muscular puede ser particularmente pronunciada. Sin embargo, la rigidez también puede afectar otras partes del cuerpo, como el tronco, el cuello e incluso los músculos faciales, lo que puede dar la impresión de que la persona lleva una máscara con una expresión cerrada o incluso deprimida. Incluso sonreír puede ser un esfuerzo.

Esta rigidez puede traducirse en una pérdida total o parcial del movimiento propio de una articulación llamada anquilosis, o una sensación de tensión muscular, lo que dificulta y hace menos fluidos los movimientos.

Es interesante destacar que la rigidez suele ser más pronunciada en un lado del cuerpo.

¿Cuáles son las consecuencias de esta rigidez para las personas con Parkinson?

La rigidez conlleva una serie de problemas relacionados, siendo los principales los siguientes:

  1. Dificultad para moverse libremente: La rigidez muscular dificulta los movimientos y los hace menos fluidos. Actividades diarias como levantarse de una silla, girarse, comer, caminar, entrar en un automóvil o vestirse pueden convertirse en desafíos importantes.
  2. Fatiga muscular: La tensión constante en los músculos puede provocar una mayor fatiga muscular, lo que hace que las actividades físicas sean más agotadoras.
  3. Dolor: La rigidez muscular puede ser dolorosa, especialmente cuando está asociada con calambres o contracciones musculares prolongadas.
  4. Reducción de la amplitud de movimiento: La rigidez limita la amplitud de movimiento, lo que puede hacer que los gestos sean más pequeños y menos precisos.
  5. Dificultad para mantener una postura recta: La rigidez puede provocar una postura encorvada o inclinada, lo que puede causar dolores de espalda y problemas de postura.
  6. Problemas de dicción: La rigidez muscular puede afectar los músculos de la garganta y la boca, lo que puede provocar dificultades para hablar y tragar.
  7. Reducción de la flexibilidad: La rigidez limita la flexibilidad de los músculos y las articulaciones, lo que puede provocar una disminución de la movilidad y la agilidad.
  8. Alteración del equilibrio: La rigidez muscular puede alterar el equilibrio y la coordinación, lo que puede aumentar el riesgo de caídas y lesiones.
  9. Desde el punto de vista emocional, la frustración y la pérdida de confianza en sí mismo pueden resultar de luchar contra esta rigidez persistente.

Estos problemas pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida de las personas con la enfermedad de Parkinson, y nos complace que la situación haya mejorado significativamente para los usuarios de Atremoplus.

¿Por qué las personas se vuelven más rígidas?

En realidad, la ciencia aún no ha elucidado completamente los mecanismos precisos que subyacen a esta rigidez.

Desde un punto de vista mecánico, la rigidez a menudo es causada por un mal funcionamiento del sistema dopaminérgico en el cerebro, que regula los movimientos y la coordinación. Una deficiencia de dopamina provoca una alteración de las señales enviadas a los músculos, lo que se traduce en un aumento del tono muscular, provocando rigidez y dificultad para realizar movimientos fluidos.

Aunque los mecanismos exactos aún no se conocen en profundidad, ya estamos entusiasmados con las mejoras en la movilidad reportadas por los usuarios de Atremoplus.

Hay una creciente evidencia científica de que la noradrenalina también juega un papel en la coordinación de movimientos y discinesias. Por lo tanto, el nivel de noradrenalina también debe observarse en relación con la rigidez.

¿Qué se puede hacer contra la rigidez?

A continuación, puede encontrar algunos consejos para mantener y mejorar su flexibilidad:

  1. Terapia física: La terapia física puede ayudar a mejorar la flexibilidad muscular, la fuerza y el equilibrio, lo que puede reducir la rigidez muscular y mejorar la movilidad.
  2. Ejercicios de estiramiento: Los ejercicios de estiramiento regulares pueden ayudar a mantener la flexibilidad de los músculos y reducir la rigidez.
  3. Masaje terapéutico: Los masajes pueden ayudar a relajar los músculos tensos y reducir la rigidez muscular.
  4. Calor: La aplicación de calor en forma de almohadillas térmicas, baños calientes o compresas calientes puede ayudar a relajar los músculos y reducir la rigidez.
  5. Yoga y tai-chi y respiración profunda: Estas disciplinas pueden ayudar a mejorar la flexibilidad, el equilibrio y la coordinación, lo que puede contribuir a reducir la rigidez muscular. La respiración profunda puede favorecer la relajación muscular y reducir la rigidez.
  6. Hidratación adecuada: Beber suficiente agua puede ayudar a prevenir la deshidratación, lo que puede contribuir a reducir la rigidez muscular.
  7. Gestión del estrés: El estrés puede empeorar la rigidez muscular, por lo que es importante practicar técnicas de manejo del estrés como la meditación, la respiración profunda o el yoga para ayudar a relajar los músculos.
  8. Reposo adecuado: Un descanso adecuado es esencial para permitir que los músculos se recuperen y se relajen, lo que puede contribuir a reducir la rigidez muscular. Un buen colchón con puntos de apoyo puede ser de gran ayuda en este sentido.

Los mecanismos subyacentes que podrían explicar los altos puntajes de recuperación de la flexibilidad de los usuarios de Atremoplus

Como no conocemos con exactitud los mecanismos de la rigidez, no podemos proporcionar una respuesta completa a esta pregunta. Sin embargo, hay varias pistas interesantes que podrían contribuir a explicar la mejora significativa observada en la rigidez en las personas que participaron en nuestra encuesta.

  1. En primer lugar, es importante mencionar la eficaz metabolización de la L-Dopa natural y su transporte a las áreas cerebrales donde es necesaria, gracias en particular a los componentes que inhiben la conversión rápida de la L-Dopa en dopamina, como la carbidopa y los polifenoles. (ver nuestro boletín a continuación en el enlace)
  2. Además, los componentes naturales presentes en Atremoplus podrían influir en los factores de plasticidad cerebral y los factores de crecimiento, desempeñando así un papel crucial en la mejora de la movilidad. (ver nuestro boletín sobre este tema a continuación en el enlace)
  3. El aspecto de la epigenética natural, con una metilación mejorada, podría favorecer la producción de proteínas de mejor calidad, mejorando así la expresión génica y la estructura. (ver nuestro boletín sobre este tema a continuación en el enlace)
  4. Los principios activos como los flavonoides o la vitamina E, reconocidos por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, no deben pasarse por alto al explicar las sensaciones de mayor movilidad en los usuarios de AtremoPlus.
  5. Atremoplus permite aumentar de manera significativa los niveles de noradrenalina, lo que también podría explicar una mejora en la movilidad.
  6. Por último, nuestra encuesta también ha destacado una mejora en la calidad del sueño y una disminución del dolor, lo que favorece una mejor regeneración celular, una mayor movilidad y flexibilidad. (ver nuestros boletines sobre este tema a continuación en el enlace)

Para concluir, nos complace compartir algunos testimonios de personas que toman AtremoPlus desde hace varios meses o años, ¡quizás se reconozca en alguno de ellos!

“La sensación de estar atrapado en mi propio cuerpo ha desaparecido.”

“Cuando hago mis compras, me doy cuenta de que mis movimientos son más fluidos, parezco más natural.”

“Levantarme de la cama ya no es una tarea difícil, me pongo de pie sin dificultad.”

“Me siento más ágil para subir las escaleras.”

“Entro en mi coche mucho más fácilmente, ya que puedo doblarme y agacharme más.”

“Siento más movilidad y un dinamismo que había perdido, ¡esto me alegra el día!”

Este contenido puede ser importante para las personas que necesitan esta solución natural. Gracias por compartir !

Facebook
Twitter
LinkedIn
VK
Telegram
WhatsApp
Email

Al hacer clic en el botón de abajo, salgo del sitio de información:

Descargo de responsabilidad:
Tenga en cuenta que este blog proporciona información sobre nuestro suplemento dietético AtremoPlus y temas relacionados.

Este blog no pretende proporcionar asesoramiento médico.
Si tiene alguna pregunta médica, comuníquese con su profesional de la salud.

Referencias:

Kempster, P. A., and M. L. Wahlqvist. “Dietary factors in the management of Parkinson’s disease.” Nutrition reviews 52.2 (1994): 51.

Ghaffari, Bijan D., and Benzi Kluger. “Mechanisms for alternative treatments in Parkinson’s disease: acupuncture, tai chi, and other treatments.” Current neurology and neuroscience reports 14 (2014): 1-11.

Lim, T. K., and T. K. Lim. “Vicia faba.” Edible Medicinal And Non-Medicinal Plants: Volume 2, Fruits (2012): 925-936.

Perrotta, G. “Parkinson’s disorder: definitions, contexts, neural correlates, strategies and clinical approaches. 4 (5).” DOI 10 (2019): 2578-8868.

Grimbergen, Yvette AM, et al. “Postural instability in Parkinson’s disease: the adrenergic hypothesis and the locus coeruleus.” Expert review of neurotherapeutics 9.2 (2009): 279-290.

Del Tredici, Kelly, and Heiko Braak. “Dysfunction of the locus coeruleus–norepinephrine system and related circuitry in Parkinson’s disease-related dementia.” Journal of Neurology, Neurosurgery & Psychiatry (2012).

Tosserams, Anouk, et al. “Modulating arousal to overcome gait impairments in Parkinson’s disease: how the noradrenergic system may act as a double-edged sword.” Translational neurodegeneration 12.1 (2023): 1-11.

Fahn, Stanley. “Fluctuations of disability in Parkinson’s disease: pathophysiology.” Movement disorders. Butterworth-Heinemann, 1981. 123-145.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *